Ämak significa ‘más’ en el idioma muchik (de la cultura mochica). Y eso es justamente lo que ofrecemos: más experiencias, más compromiso, más sabor, más cuidado del planeta. Porque el viajero actual no solo busca lugares únicos sino momentos para sentir, vivir y recordar mucho más.

Nuestras instalaciones

Contamos con 18 cabañas privadas, una zona
principal llamada “Maloca”,  un restaurante-bar, zona de hamacas, juegos para niños, zona de fogata, zona de reposo, un mirador y un biohuerto.

Tenemos energía de grupo electrógeno solo en las áreas comunes, luz de panel solar en las cabañas y servicio de Wifi (limitado) únicamente en  la Maloca.

Maloca

Zona social del ecolodge

Lugar central donde damos la bienvenida y hacemos el briefing a nuestros huéspedes.

Desde aquí partimos hacia las excursiones. Es lugar el preferido por los viajeros para socializar disfrutando de unas bebidas para refrescarse.

Única zona con energía de grupo electrógeno en horarios establecidos. Aquí podrás conectarte a Wifi de manera limitada, pero tendrás la seña suficiente para compartir tus fotos en redes sociales o hablar por teléfono.

Restaurante

Brindamos la alimentación completa en todos nuestros itinerarios. Desde el almuerzo del primer día hasta el almuerzo del último día.

El desayuno es americano y a partir de 15 personas lo servimos tipo buffet.

Nuestra carta es variada y basada en Gastronomía de Kilómetro Cero, lo cual quiere decir, que nuestros insumos son 100% locales.

Zona de Yoga

Espacios libres e ideales para conectarse con la energía de la amazonía y su entorno natural.

La práctica de Yoga, talleres de meditación, caminatas, y una alimentación saludable, son los componentes perfectos para esos viajes especializados.

Para salir de la rutina diaria y disfrutar de la Naturaleza guiados en todo momento por la mano experta de una profesora de Yoga.

Gastronomía

En Amak, la frase ‘del huerto a la mesa’ no es una pose.

Cosechamos diversos cultivos, entre ellos la araza, una fruta aromática que servimos en jugos y postres.
Además, del tumbo y el dale que también endulzan nuestros menúes o los ajíes dulce y pupunucha, que potencian recetas oriundas.

Mirador

Nuestro mirador se encuentra ubicado estratégicamente, permitiendo hacer observación de los delfines rosados durante la temporada de lluvias o de río alto.

Por otro lado, también podemos decir que es el lugar perfecto para disfrutar del río como una piscina natural, previa recomendación e indicación de nuestros guías.

Paddle en el río

La popularidad del Stand Up Paddle o, también llamado, SUP, crece cada año.

Los que viven por la costa no son los únicos que pueden disfrutarlo.

Los ríos de la selva son perfectos para realizar este deporte. Sin duda es un deporte que está de moda.